Chimpancés más inteligentes que seres humanos

En un estudio realizado en el Instituto de investigación de primates de la Universidad de Kyoto, humanos contra chimpancés se enfrentarón en un juego diseñado por los investigadores de dicha universidad basado en los "juegos de inspección"  que según John Nash (premio nobel de economía )en el cual existe un limite de frecuencia de poder ganar si nuestro oponente es igual o mejor estratega.

Las reglas:

Los jugadores se colocaban espalda a espalda y cada uno con una pantalla enfrente. Cada jugador empuja un círculo en la pantalla y luego elige una de las dos posibles opciones que se ubican en la parte izquierda o derecha de la pantalla. Posteriormente cada computador muestra la elección del oponente. Según el rol que se tiene en cada partida, el objetivo consiste en elegir la misma pción que el rival escogió o en caso contrario evitar que el oponente deduzca la elección.

¿PERO ESO ES TODO?, ¿QUÉ JUEGO TAN ABSURDO DIRÍAN ALGUNOS?, ¿PARA QUE PARTICIAR EN ALGO ASÍ DIRÍAN OTROS MÁS?

Pues si... había una jugosa motivación para jugar tal desafio. Deliciosa fruta para chimpancés y dinero constante y sonante para humanos.

QUE EMPIECE EL RETOOOOOOOOOOOO. El jugador que quisiera llevarse el premio y coronarse como el más inteligente, debía calcular y predecir las intenciones de su adversario. Estrategia pura. Alta tensión en las neuronas y picadillo de sesos.

En una primera parte del experimento se enfrentarón 6 chimpancés (Pan troglodytes) y 16 estudiantes japoneses. Tal como todos esperaban los humanos demostrarn jugar tan bien como sus limitaciones les permitían, pero cometiendo errores y no mejorando mucho. Por otro lado, los chimpancés aprendierón a jugar rapidamente mejorando su rendimiento a pesar de las variables constantes que introducían los investigadores en el juego.
Después de varios enfrentamientos arduos donde humanos y monos dierón lo mejor de si mismos, el resultado no pudo ser más sorpresivo de lo que fue.

LOS CHIMPANCÉS JUGARÓN TAN BIEN QUE CASI SE ACERCARON AL JUEGO PERFECTO SEGÚN LAS PREDICCIONES DEL TEOREMA DE NASH DEL JUEGO ÓPTIMO.

Investigadores suponen que eso se debe a la excelente memoria a corto palzo que poseen los chimpancés o también a su estilo de vida que los presiona a ser mejores estrategas que sus congeneres humanos. Sea la razón que fuera, es realidad que otras especies animales pueden ser tan sensibles e inteligentes como cualquier ser humano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario