El agua nació en lo profundo del espacio

Para todos los seres vivos el agua es una sustancia vital. Es insustituible y necesaria para una cantidad casi inimaginable de procesos naturales. El agua es vida. Nosotros como seres humanos estamos formados en aproximadamente un 75% de nuestro ser por ella. Podemos soportar algunos días sin poder comer alimentos pero sin agua...en dos días o tres estaríamos perdidos.

En ocasiones pensamos que el recurso hídrico es inagotable y siempre dispondremos de agua pura para beber, pero eso no es verdad. Solo el 3% de todo el H2O en el planeta es potable (que se puede tomar). Y además muchas de las actividades humanas la están contaminando. Cada vez tenemos menos para sobrevivir y por eso debemos cuidarla sin desperdiciarla.

agua
El agua para todos nosotros es un verdadero tesoro. Único e irreemplazable. Un elixir que nos mantiene de pie todos los días y cuyo origen es uno de los más increíbles que pudiste imaginar. Los astrónomos han localizado agua en cometas, asteroides, otros planetas, en la Luna, etc; como reliquia de tiempos primigenios.

El agua tan importante para los seres vivos que compartimos habitación en este departamento llamado Tierra es más antigua que el mismísimo Sol. Existen teorías sobre el origen del agua en nuestro planeta en las grandes y aparatosas reacciones químicas cuando todo era un montón de gases y polvo llamado nebulosa solar. Al parecer las ultimas investigaciones apuntarían a un génesis más antiguo. Se origino antes que el sistema solar en el cuál vivimos se formara en lo más profundo del espacio interestelar. En medio del vacío cósmico, entre estrellas y luces multicolores. Un regalo precioso del universo para todos. Grandes bloques gigantescos de hielo flotando en el espacio como una promesa de vida.

Esto demostraría la importancia enorme que implica la existencia de agua congelada en el espacio interestelar en la formación de nuevos sistemas solares y por ende, en la probabilidad del desarrollo de vida parecida a la nuestra en el cosmos.

Link del artículo científico:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada