Colorea con titanio un cerebro enfermo

El síndrome de hemiparkinsonismo es una forma muy rara de parkinsonismo y regularmente se presenta entre los 30 a 60 años de edad. Existen algunos casos en los que el desarrollo de la afección inicio en la segunda década de vida. 

Al igual que sucede en la enfermedad de Parkinson, las personas afectadas presentan  síntomas múltiples de alteraciones nerviosas como: alteraciones olfativas,  temblores, contracciones musculares involuntarias, rigidez, problemas de coordinación motora y lentitud en lo movimientos. En el hemiparkinsonismo se desarrolla atrofia unilateral ocasionada por un daño cerebral inducido por parto prolongado, hipoxia neonatal, traumatismos y por otras causas.

Es precisamente el daño que reciben las neuronas lo que desencadena un deficit en la producción de dopamina. Este neurotransmisor es producido principalmente en la sustancia nigra (una porción del mesencéfalo) y en el hipotálamo.

Uno de los medicamentos  base para combatir esta enfermedad es la Levodopa, molécula capaz de atravesar la barrera hematoencefálica (al contrario de una dosis de dopamina) y es descarboxilada para convertirse en dopamina; sin embargo, al ser de administrada oralmente puede interactuar con ciertos alimentos modificando su absorción y posee efectos adversos relacionados con la dosificación intermitente como: períodos de funcionamiento motor normal alternados con alteraciones bruscas de temblores y disminución de fuerza muscular.

¿CÓMO RESOLVER EL PROBLEMA QUE SIMBOLIZA LA DOSIFICACIÓN ALTERNADA?

parkinson curaInvestigadores del departamento de fisiología de la Facultad de Medicina de la UNAM han desarrollado microimplantes elaborados con dopamina y dióxido de titanio (un colorante muy utilizado en la industria de los alimentos). Para probarlos utilizaron un modelo animal empleando ratas a las cuales se les indujo hemiparkinsonismo. Los resultados son muy alentadores. Las ratas afectadas comenzaron a mostrar mejoras progresivas después de la operación. Se eliminaron los síntomas discapacitantes, además de que los implantes se mantenían estables y liberando la dosis adecuada del neurotransmisor.


Este gran paso representa un avance importante para garantizar mejores condiciones de vida para los afectados por el mal que representa la enfermedad de Parkinson, ya que se podría diseñar un implante humano de por vida que garantice una máxima eficacia del tratamiento en comparación con los métodos actuales.

Link al "paper":

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada